La emergencia mundial protagonizada por la pandemia del Coronavirus (COVID-19) comporta una grave amenaza para la salud y la sociedad en general.
Una de las medidas preventivas es que toda la población nos vemos involucrados en el confinamiento, que a pesar de dar buenos resultados, genera unos efectos negativos sobre las áreas de la salud. La cuarentena suele ser una experiencia desagradable para todos, implica un aislamiento obligatorio que nos obliga a romper con nuestras viejas rutinas y las que cosas que nos gustaba hacer, nos impide el contacto con nuestros amigos y parte de la familia. Provoca una pérdida de libertad, genera aburrimiento y bajas expectativas. Así pues, genera problemas a nivel psicológico, pero también a nivel social, cognitivo y físico. Resulta un generador de estrés, que implica a todas las áreas de la salud.

Como medidas preventivas, aparte de cubrir necesidades básicas como descanso o alimentación, se encuentra el bienestar psicológico y social, mediante actividades relacionadas con hábitos saludables fuera del trabajo, contacto con familiares y compañeros, realizar actividades no relacionadas con la pandemia, autoobservación consciente de emociones y sensaciones, desarrollar estrategias de autorregulación emocional, así como de ventilación emocional, …

Ante la necesidad de reinventarse en esta nueva etapa de distanciamiento social, la musicoterapia, gracias a la brillante y asombrosa iniciativa de algun@s compañer@s musicoterapeutas, está logrando adaptarse a la nueva era en que lo virtual es el mejor sustituto de la terapia presencial.

Desde MuPsicoterapia nos hemos sumado a la iniciativa y hemos comenzado a ofrecer este tipo de servicio virtual. Mantenemos nuestra ética y compromiso con los usuarios trabajando objetivos que persiguen favorecer la comunicación, expresar las emociones que nacen en esta situación cmplicada, relajarse, moverse y divertirse.

Utizamos técnicas basadas en la improvisación con instrumentos de percusión como tambores, shakers, maderas,… percusión corporal o percusión reciclada con elementos que tengamos por casa. Hacemos dinámicas de movimiento y ritmo, cantamos canciones conocidas o improvisamos con la voz, inventamos historias, nos relajamos con meditaciones y visualizaciones, componemos canciones o videos…

Lo único que hace falta es tener acceso a internet, descargar una aplicación de videoconferencias online y un dispositivo móvil.

Si quieres saber más sobre la musicoterapia virtual, contacta con nosotros.

Las sesiones las puede disfrutar toda la familia o grupos de amigos, o colectivos con algún tipo de necesidad.